10. Razones por las que viajar a Irán

1Hospitalidad Iraní 

Irán es un país que aún recibe relativamente pocos turistas y pocos viajeros independientes. Eso se traduce en que la mayoría de los iraníes se alegran de encontrar a gente interesada en su país y cultura. Espera encontrar amabilidad y personas cercanas y siempre dispuestas a ayudarte. No en vano, y a pesar de ser ilegal, son miles los iraníes con cuentas en Couchsurfing deseosos de alojar a extranjeros en sus casas.

2. Preciosa Arquitectura

Una de las maravillas de Irán es deleitarse con la arquitectura de sus mezquitas y palacios. Explosión de geometría, colores, techos y cúpulas que mirarías por horas, minaretes que rozan los cielos y construcciones de película como el Mausoleo de Shah-e-cheragh que harán que tu mandíbula se descuelgue. Tal vez te sorprenda pero en Irán se pueden visitar casi la totalidad de las mezquitas y lugares sagrados. Te recibirán con una sonrisa.

3. Seguridad

Pese a lo que podamos pensar desde el exterior Irán es uno de los países más seguros de Oriente Próximo para viajar y probablemente del mundo. No tendrás problemas para viajar como mochilera y tampoco siendo mujer y viajando sola.

4. Historia apasionante

Viajar a Irán es adentrarse en la cuna de una de las civilizaciones más antiguas del mundo. Las primeras dinastías conocidas se remontan al 2800 AC. Conocer la historia del imperio persa y su cultura es un viaje apasionante. Seguramente te suenen nombres como Ciro II, el rey Dario I el Grande (que mando construir Persépolis) o Zaratustra (profeta fundador del zoroastrismo). Documentate antes de viajar y disfrutarás el triple!

5. Aventura y misterio

Irán es uno de esos países que mantiene un halo de misterio. Viajar por sus tierras aún encierra esa sensación de estar descubriendo un lugar auténtico y alejado del turismo más convencional.

6. Destino económico

Irán es un país relativamente económico al que viajar. El vuelo puede ser bastante barato por ejemplo si viajas con Pegasus Airlines una aerolínea turca de bajo coste. Puedes pagar unos 300 euros por un trayecto Madrid-Teherán (aunque dependerá de las fechas). Una vez en el país comer y dormir puede ser bastante barato, sobre todo si te quedas en hostales.

7. Red de transportes estupenda

Irán es un país con una red de transportes estupenda y una frecuencia de autobuses y trenes perfecta para el viajero independiente. Comodidad y seguridad para llegar a cualquier punto del país. Es cierto que la conducción asusta al principio pero nadie puede negar que los iraníes tienen unos reflejos fantásticos.

8. Cultura única

A pesar de encontrarse en Oriente Próximo Irán no es un país árabe. Esto que a muchos les resulta obvio es desconocido por la mayoría de la gente a la que decía que me iba de viaje a Irán. El país es actualmente una República Islámica y la mayoría de la población es musulmana pero su origen no es semita (como lo son los árabes) sino que son persas (de origen indoeuropeo). Su lengua es el Farsi que aunque se escribe con el mismo alfabeto arábigo que el árabe es completamente distinta. Quien haya viajado por bastantes países árabes notará la diferencia cultural rápidamente. Irán es un país con una cultura persa única.

9. Vuelos internos tirados

Irán debe de ser uno de los países del mundo con los vuelos nacionales más baratos. No se pueden reservar billetes desde el exterior pero una vez allí es fácil conseguirlos a través de una agencia de viajes local. Las distancias son a veces enormes para viajar de un extremo a otro del país por lo que si no tienes mucho tiempo o simplemente por comodidad merece la pena volar en algún momento del viaje.

10. El momento es …ahora

Casi cada semana aparecen noticias relacionadas con Irán en la prensa o la televisión. La mayoría tratan sobre la situación oprimida de la mujer, la falta de derechos y libertades de los iraníes, el papel de Irán en la terrible situación de Siria y sobre todo sobre su programa nuclear. Sin embargo, esas noticias no deben hacernos olvidar otros motivos por los que es un país interesante que merece la pena conocer. Irán es una potencia energética mundial (con las cuartas reservas de petróleo del mundo y las segundas de gas natural). Tiene además una economía diversificada siendo el mayor exportador mundial de pistachos, cemento, azafrán y caviar. Si las sanciones impuestas sobre el país se levantaran Irán se convertiría en el mercado emergente más importante de los próximos años. Por suerte o por desgracia, es el hogar de un mercado de más de 80 millones de personas aún sin ‘explotar’ por las grandes corporaciones. Mejor conocerlo antes de que eso ocurra!