Paris...para chuparse los dedos

Es pensar en Paris y me entra el apetito. Vinos, quesos, dulces, embutidos, pescados....nada se le resiste a los franceses. Sin duda el aspecto gastronómico de una escapada a la capital francesa es uno de sus grandes atractivos. Conviene dejarse llevar y saborear cada experiencia como un autentico lujo. Hay bocados que son un pequeño viaje al paraíso, mordiscos en los que el tiempo se detiene. ¿Exagerada? Je ne crois pa. Aquí comparto unas direcciones en donde disfrutar del placer de comer. Délicieux! 

Una vinoteca pintoresca y típicamente parisina

Mi lugar preferido. Típicamente parisina. Pequeña. Acogedora. Con una atmósfera que te transporta al pasado y dos hermanos que la regentan encantadores. Los vinos que probamos eran deliciosos y todo ello con una tabla de embutidos y quesos fabulosos. Planeo volver cada vez que pise Paris. Un lugar genial para pasar una velada tranquila con un buen vino y buenas conversaciones. 

Floquifil. 17 Rue de Montyon, 75009 París

Los mejores crepes de Paris en Breizh Cafe

Que Paris esta lleno de cafés que preparan crêpes no es ninguna novedad. Si quieres encontrar unos crêpes auténticos sin embargo, es mejor ir a una crêperie especializada. Los franceses diferencian entre crêpes (dulces) o galettes (salados). Son sin duda estos segundos los que no te puedes perder si visitas esta creperia en el precioso barrio de Le Marais. Es muy típico tomarlos con un vaso de sidra. El local es acogedor y los Domingos se forman colas solo para comer uno de sus platos. Una parada deliciosa si pasas el día paseando por este animado barrio parisino.  

Breizh Cafe. 109 rue Vieille du Temple, 75003 París

Delicioso chocolate caliente en Angelina

Es caro, si. Pero merece la pena. No solo por probar un delicioso chocolate caliente servido con esmero sino por hacerlo en su Salon de Thé. Un elegantísimo salón de la Belle Epoque por donde pasaron Proust o Coco Chanel entre otros. Lleva abierto desde 1903. La especialidad de la casa es su 'Chocolat chaud l'Africain'. Una mezcla de tres chocolates diferentes de origen africano procedentes de Ghana, Niger y Costa de Marfil.  

Angelina. 226 Rue de Rivoli 75001 Paris

Vuelta al globo en el Marche aux Enfants Rouges

Es el mercado cubierto mas antiguo de Paris. Abierto desde 1628, debe su nombre al antiguo orfanato que ocupaba el espacio. Hoy en día se ha modernizado y tiene mas de 20 puestos de comida de todo el mundo: japonesa, libanesa, africana, italiana... Visitarlo y andar entre sus puestos es ya una experiencia gastronómica. Se encuentra en el barrio de Le Marais y recomiendo ir con ganas de comer.

Marche aux Enfants Rouges. 39 Rue de Bretagne, 75003 Paris

Soufflé de otro mundo en La Cuisine de Philippe

Un auténtico bistrot parisino en el Barrio de Saint Germain de Près. Si quieres probar la verdadera comida francesa, este acogedor restaurante puede ser una magnifica opción. No es barato (¿que lo es en Paris?) pero la calidad y la preparación de la comida merecen la pena. Su especialidad son los souffles, sobre todo el Grand-Marnier. Otras opciones incluyen el suffle à la pistache avec pépites de chocolat. ¿Quien puede resistirse a postres que suenan así de bien? El típico plato frances magret de canard es tambien delicioso.   

La Cuisine de Philippe. 25 rue Servandoni | Metro St Sulpice, 75006 París

Crème brûlée en Cafe des Deux Moulins

Lugar que es ya un icono del barrio gracias a que fue aquí donde se grabo gran parte de la conocidísima película francesa Amelie. Cuando lo visitamos resulto ser uno de los lugares mas tranquilos del turístico barrio de Montmartre. El ambiente era agradable. Sin embargo, no se pasa a la historia del cine sin sacar beneficio. La crème brûlée que esta muy rica cuesta 8,9 euros. Por otra parte, la atención al cliente deja bastante que desear. Una pena que un cafe tan bonito no cuide mas los pequeños detalles. Aun así, si tienes curiosidad visitalo... al menos una vez. 

Cafe des Deux Moulins. 15 Rue Lepic, 75018 Paris

El croissant de Du Pain et Des Idées 

Esta boulangerie abrió sus puertas en el 2002, aunque el precioso local es antiguo, mas concretamente de 1889. Su dueño, Christophe Vasseur, un ex-ejecutivo apasionado por el pan, dejo su trabajo a los 30 años para dedicarse a amasar uno de los mejores croissants de Paris. En esta panadería encontraras croissants deliciosos, repostería para todos los gustos y unos panes que atrapan la mirada. Prueba su famoso  croissant y su pain des amis. ¿No se te hace la boca agua? 

Du Pain et Des Idées. 34 rue Yves Toudic, 75010 Paris