Películas que ver antes de viajar a Israel

El cine israelí ha sido una verdadera sorpresa. He disfrutado muchísimo con estas historias que nos adentran en una realidad lejana, compleja y la mayoría de las veces poco conocida, casi siempre filtrada por estereotipos o directamente por la desinformación. En estas películas hay judíos ultraortodoxos, palestinas con pasaporte israeli viviendo en Tel Aviv, mujeres judías que defienden su libertad, ancianos que luchan por su derecho a decidir. Son historias familiares, historias de amistad, historias de comunidades, todas ellas con algo en común: ofrecen un retrato muy interesante de algún aspecto concreto de la sociedad israelí. Lo hacen con humor, humanidad, sensibilidad y espiritu critico. Aquí van las cinco primeras películas israelíes que os recomiendo.

1. ‘LA FIESTA DE DESPEDIDA’ (TAL GRANIT & SHARON MAYMON, 2014)

Una película muy especial con toques de humor negro sobre la vejez, la amistad y la vida. Unos amigos de edad avanzada viven juntos en una residencia de ancianos en Jerusalén y debido a la enfermedad de uno de ellos deciden construir una maquina de eutanasia para ayudarle a morir y que por fin descanse en paz. Una vez que los rumores de la existencia de esa maquina se extienden, el grupo de amigos comienza a recibir peticiones de ayuda. Es entonces cuando los diferentes personajes se ven envueltos en un dilema moral. Ayudar o no hacerlo y a quien. Una bellísima historia de amistad, de amor y de como afrontar el final de la vida. Los actores, sobre todo el matrimonio protagonista, son absolutamente maravillosos. Llenos de ternura. La película fue ganadora de La Espiga de Oro a la mejor película y mejor actriz en el Festival de Cine de Valladolid y el Premio del Público en el Festival de Venecia.

2. ‘EL BALCON DE LAS MUJERES’ (EMIL BEN-SHIMON, 2016)

Una película con bastante humor que nos adentra en el día a día de una comunidad ortodoxa de Jerusalén. El derrumbamiento accidental de la sinagoga les deja sin rabino temporalmente. La llegada de un joven rabino es celebrada como una salvación por los hombres de la comunidad pero pronto este demuestra ser un hombre conservador y misógino que siembra la discordia entre las familias. El grupo de mujeres también es dividido pero la película nos muestra su rebelión, su tesón y finalmente su unión frente a una interpretación de la religión que quiere aprisionarlas. Inteligencia en estado puro frente al patriarcado. 

3. ‘LLENAR EL VACIO’ (RAMA BURSHTEIN, 2012)

Con planos enigmáticos, llenos de belleza y sencillez, esta directora ortodoxa nos transporta al corazón de una familia ultraortodoxa jaredi que vive en Tel Aviv. La muerte de una de las hermanas al dar a luz a su primer hijo es el punto de partida de una historia que se centra en la hermana pequeña de la familia, una joven de 18 años llamada Shira. El conflicto que se le presenta entre sus deseos y las imposiciones familiares a raíz de la muerte de su hermana la convierten en una historia universal. Una película que nos regala un atisbo de un universo desconocido y con un final que invita a una profunda reflexión. 

4. GETT: EL DIVORCIO DE VIVIANE AMSALEM’ (RONIT & SHLOMI ELKABETZ, 2014)

En esta película acompañamos a la protagonista Viviane Amsalem, una mujer israelí que decide acudir al Tribunal Rabínico para que se le conceda el divorcio que tanto ansía. En Israel el divorcio solo es posible si el marido da su consentimiento y el de Viviane no esta por la labor. Durante un proceso que dura años y sin salir de la sala de juicios, la película consigue enganchar gracias a un guión milimetrado, una puesta en escena muy teatral y unas interpretaciones maravillosas. Esta es la tercera película que los hermanos Elkabetz escriben y dirigen juntos tras 'To take a wife' y 'Los siete días'. En las tres cintas aparece el personaje de Viviane Amsalem. 'El Divorcio de Viviane Amsalem' supone la conclusión final de esta trilogía sobre la emancipación femenina en Israel.

5. ‘BAR-BAHAR: ENTRE DOS MUNDOS’ (MAYSALOUN HAMOUD, 2016)

Esta película cuenta la historia de tres jóvenes palestinas con pasaporte Israeli que deciden vivir en Tel Aviv. Es una preciosa historia de amistad que retrata los dilemas de la juventud palestina que vive en Israel. Dos mundos que por momentos colisionan y que su directora consigue mostrar a través de tres mujeres muy diferentes pero con algo en común: buscan el amor y anhelan su libertad. Esta pequeña joya fue premiada en el Festival de San Sebastian con el Premio de la Juventud. Una película que no quería que acabara. Una quisiera acompañarlas, quizá hacerse su amiga. Esa es la simpatía que sus protagonistas despiertan.

¿Y tu? ¿Alguna película israelí que te haya encantado?