Cafarnaúm: una historia universal made in Líbano

Desde que fue nominada a los Oscars, Cafarnaúm estaba en mi lista de películas pendientes por ver. Por eso de los Oscars, porque me habían hablado maravillas y porque a mi todo lo que hace la directora libanesa Nadine Labaki me gusta y me llega. No llegue al cine (ojalá películas así tuvieran más distribución) pero llego ahora gracias a Filmin donde se puede alquilar.

La película ganó el Premio del Jurado de Cannes en el 2019 y ha cosechado numerosos premios por todo el mundo, incluido muchos otorgados por el publico. Como dato curioso, es la película Arabe que más dinero ha recaudado en la historia. Con un presupuesto de tan solo 4M$, recaudó más de 68M$ en todo el mundo. En China se convirtió en un auténtico éxito de taquilla llegando a recaudar más de 54M$. Nada mal para el cine Libanés.

Y es que Cafarnaúm es una historia que trata un tema universal. La historia de un niño de 12 años, Zain El Hajj (refugiado Sirio viviendo en el Líbano en la vida real), que se convierte en un símbolo de todos los niños que sufren las consecuencias de vivir en un mundo marcado por la guerra y la miseria, dentro de un sistema que los excluye y relega a los márgenes de la sociedad. Sin hacer ningún spoiler, os cuento que la película se desarrolla en una especie de flashback en el momento presente en el que Zain denuncia a sus padres por traerle al mundo después de ser condenado el mismo a 5 años de prisión por un crimen.

La mayor parte del tiempo desgarradora, me maravilla la capacidad de la directora para contar la historia desde la sencillez del día a día, dejando momentos para la risa en mitad de la dificultad y crueldad extrema que impone la realidad. Cada plano cuenta algo, todo suma y el resultado me parece una maravilla. El niño protagonista (ya viviendo en el extranjero con su familia real) atrapa desde el primer momento. Un niño valiente en constante lucha con el mundo en el que le ha tocado vivir.

La película se rodó en seis meses y la edición duró 2 años (he leído que el primer corte tenia 12 h de película). Un duro trabajo que sin duda se hizo con amor. Una historia poderosa que conmueve y llama a la reflexión. Y a la acción. El Líbano es uno de los países con más refugiados Sirios.

Yo volveré a verla dentro de poco. Y seguiré los pasos de Nadine Labaki. Os dejo una entrevista que la Cadena Ser hizo a la actriz y directora aquí. Como ella dijo: ''A los que dicen que no es real, les invito a que vayan a ver a los refugiados"