top of page

15 Experiencias gastronómicas en Ciudad de México (para chuparse los dedos)

Uno de los grande atractivos de México es su riqueza culinaria. Si visitas Ciudad de México verás que la comida es protagonista indiscutible de la vida capitalina.


Se come a todas horas y en cualquier lugar, de pie o sentado; se come en las alturas o sobre el agua como en Xoximilco. La cuestión principal es compartir la comida y disfrutarla.


En Ciudad de México encontrarás puestos de tacos, fondas, restaurantes de lujo y un sin fin de experiencias para saborear. Después de casi dos años viviendo por acá, os comparto mis recomendaciones de las 15 experiencias culinarias que disfrutar en la ciudad.


1. Si quieres probar auténtico chocolate mexicano, no dejes de visitar la chocolatería La Rifa. Un lugar diminuto en una pequeña plaza de la Colonia Juárez. Ofrecen cacaos fermentados (semiamargos y amargos al 70% y al 100%). Otra opción es pasarse por uno de los locales de Terra Garat (especializados en café y chocolate).


2. Probar unos tacos al pastor en alguno de los miles de puestos callejeros repartidos por toda la ciudad. Están muy ricos también en la taquería El Califa y en Orinoco. Si quieres conocer más direcciones de los mejores tacos de Ciudad de México, puedes hacerlo en este post.



3. Probar un delicioso plato de mole en El Cardenal del centro histórico, un restaurante clásico de la ciudad.


4. Disfrutar de unos tamales tradicionales. Muy ricos los de Doña Emi en la Colonia Roma. Eso sí, hay que madrugar porque son tan populares que vuelan. También, apuntar en la lista probar los esquites. Un antojito típico mexicano a base de granos de elote tiernos.


5. Probar un buen plato de chilaquiles para desayunar. Recomiendo los divorciados (con salsa verde y roja) y pedirlos con todo (crema, queso fresco y cebolla). Están aún más ricos si les añades un extra de huevo estrellado, pollo y pastor. Me encantan los de Peltre en la Condesa. Hay varios lugares de tacos veganos en la Roma.


6. Hacer una cata de mezcales en alguna mezcalería de la ciudad. Un lugar auténtico es la Antolina en la Condesa. Tienen muchísimas variedades de mezcal. No se puede uno ir de México sin probar una michelada (cerveza con lima, tabasco y salsa, entre otras muchas cosas) o visitar una pulquería. Recomiendo darse una vuelta por la siempre animada La Hija de los Apaches.


7. Si vas durante la temporada de muertos, no te olvides de probar el famosísimo pan de muerto que solo se elabora en esa época. Un sitio estupendo es la panadería Suiza. Los que están rellenos de nata están deliciosos. Tienen sabor a azahar.



8. Ir a tomar tequila a la plaza Garibaldi al ritmo de los mariachis. Aunque ya bastante turístico, el famosísimo salón Tenampa es una experiencia en sí mismo y la comida es uy rica. En alguna ocasión leí que Joaquín Sabina solía ser un asiduo visitante.


9. Probar el pan dulce como si no hubiera un mañana. Hay opciones fantásticas por toda la ciudad. Recomiendo ir a la panadería Ideal (en el centro histórico) que es un paraíso para los golosos y a muy buen precio. Las conchas son super típicas y muy ricas.


10. Deleitarse con un platillo tradicional de chiles en nogada (pimientos poblanos rellenos de carne y cubiertos por una salsa de nuez y granos de granada). Este platillo fue creado por unas monjas para celebrar la independencia de México. Se sirven solamente en los meses de julio, agosto y septiembre. Están deliciosos en el restaurante las Chalupitas en la Condesa.




11. Reservar con tiempo para unirse al icónico brunch de los domingos en la preciosa terraza del Four Seasons. Incluye platillos a cargo de un chef de primer nivel y mimosas y champagne ilimitado. Eso sí, hay que preparar la cartera. Esto sí que es otro México güey.


12. Probar comida latinoamerica en el comedor de los Milagros. Comida peruana, brasileña, argentina, venezolana y por supuesto mexicana. Un lugar con música, algo ruidoso pero buen ambiente.


13. Tomar margaritas en la terraza del restaurante San Angel Inn en la colonia de San Ángel. Un clásico de la ciudad que aún conserva su encanto.


14. Disfrutar de una nieve helada (los típicos helados mexicanos) en Coyoacán. Lo ideal es ir en fin de semana cuando hay más ambiente en las plazas.


15. Disfrutar de los restaurantes de la ciudad. Desde el menú del día en pequeñas fondas con precios estupendos y platos tradicionales y ricos (me encanta Las Delicias en Alfonso Reyes 81, Condesa) hasta restaurantes de primer nivel mundial como El Pujol, el restaurante más famoso de la ciudad.


(*) Algunas de las fotos de este artículo provienen de las redes sociales de los establecimientos mencionados.




¿Qué te parecen?

¿Qué otra experiencia gastronómica añadirías a la lista?

¡Soy toda oídos!

168 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page