top of page

La aventura de lo cotidiano

Actualizado: 30 abr

Carta Viajera - FEBRERO - 2023


¿Qué ocurre cuando viajamos que nos sentimos tan vivos?


El tiempo es relativo, ya lo dijo Einstein. Qué raro es, a veces, volver a la rutina después de un viaje. Qué diferente se experimenta el tiempo al regresar a casa. Este mes tuve la oportunidad de descubrir Chiapas. Un estado mexicano que me ha fascinado por su mezcla de tradiciones, tranquilidad y espectáculos de la naturaleza (ah, y por su chocolate, ¡una auténtica delicia!).


En el pueblo mágico de San Cristóbal de las Casas los días transcurrieron lentos entre tamales y tazas de pozol (una bebida típica a base de cacao y maíz). Cada mañana me levantaba y las horas se presentaban ante mi como un lienzo en blanco, llenas de posibilidad. El tiempo parecía estirarse.


Ahora, desde la comodidad de mi sofá, de vuelta en Ciudad de México, no puedo dejar de preguntarme: ¿Qué ocurre cuando viajamos? ¿Es el tiempo el que se percibe diferente? ¿O somos nosotros los que cambiamos? Y si es así, ¿de qué manera?


Atrás quedaban las prisas y las preocupaciones del día a día en Chiapas. Se diluían ante el atractivo de lo exótico y la incertidumbre de lo nuevo. Tal vez por eso me guste tanto viajar. El tiempo adquiere una cualidad diferente o, más bien, uno adquiere una cualidad distinta, una de mayor presencia. Creo que por eso muchos de nosotros nos sentimos más vivos cuando viajamos.

¿No sería maravilloso traer esa presencia a nuestro día a día? Vivir abiertos a la aventura y al descubrimiento. Empezar el día desde una mirada curiosa, presta a dejarse sorprender. Qué pobremente miramos, a veces, aquello a lo que estamos acostumbrados. Qué rápido se acostumbran nuestros sentidos a las maravillas cotidianas que nos rodean.


Me viene a la mente una cita del escritor de viajes Paul Theroux. El viaje es un estado mental (…) Supone casi en su totalidad una experiencia interior’. Sí, creo que esta experiencia interior es una de las cosas más valiosas que nos regalan los viajes. Recordarnos que el viaje más importante es hacia el interior, la aventura más grande la propia vida. Vivirla de manera presente todo un arte.


 

‘Y al mundo se le puede dar la vuelta, pero al tiempo no. Al tiempo, no; al tiempo no’


Jose Luis Sampedro

14 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page