Mis Viajes de Pelicula.png
Mis Viajes de Pelicula (3).png
Mis Viajes de Pelicula (7).png

¿Cómo nació mi pasión por los viajes?

Creciendo no recorrí muchos kilómetros pero si pase cientos y miles de páginas, adentrándome en mundos lejanos y descubriendo gentes e historias que atraparon mi imaginación sin salir de mi cuarto. De la mano de Julio Verne, Stevenson, Ryszard Kapuscinsky, Paul Theroux, Cristina Morato, Javier Reverte, Conrad y otros muchos, descubrí la pasión por viajar y conocer ‘al otro’.  

Cuando tenía 15 años me colgué la mochila al hombro por primera vez. Ese verano hice mi primer interrail por Europa con mi hermana, al que siguió otro un año después recorriendo parte de Europa meridional. Desde entonces los viajes se convirtieron en mi motor y en una constante en mi vida. A los 18 años y tras acabar la selectividad me fui de voluntaria a Calcuta sola y únicamente con billete de ida. Pase varios meses viajando por el Sudeste Asiático y ese viaje me transformo. Gane confianza, seguridad, crecí mucho y entendí que el mundo puede ser un lugar salvaje, pero sobre todo volví sabiendo que esta lleno de gente y lugares maravillosos. Aquella experiencia también me decidió a estudiar la carrera de Desarrollo Internacional en Inglaterra en donde viví más de tres años. Mis estudios me llevaron a lugares como Cochabamba en Bolivia o  Jerusalén en Israel. Desde entonces viajo siempre que puedo. 

¿Por qué viajes y cine?

No se que van antes…si las películas o los viajes. La verdad es que utilizo ambos como excusas para hacer lo que me apasiona: explorar y conocer otras gentes, otras historias, otras realidades. Cada película es realmente un viaje. Y cada viaje, sin importar destino o duración, puede ser de película. Ambos pueden ser vehículos para comprender que significa ser humano, para conocer el extraño y apasionante mundo que habitamos. O al menos intentarlo. A veces cuando viajo encuentro respuestas propias; otras cuando veo grandes películas me maravillo frente a visiones o interpretaciones únicas. De vez en cuando el impacto es tal que me transforma. La mayoría de las veces tan solo se me remueve algo dentro y me surgen dudas, preguntas.

Tal vez ese sea el mejor regalo que nos pueden hacer los viajes y el cine. Nos invitan a observar y prestar atención. A cuestionar(nos) y ampliar nuestros horizontes. Y hacerlo sintiendo que no estamos solos en este océano bello y salvaje que llamamos vida.

Mis Viajes de Pelicula (4).png
Mis Viajes de Pelicula (9).png